¿Cuantas veces se ha hablado del SMS Marketing? Muchas y todas ellas para daros algunos consejos generales sobre su utilización y en especial para sugerirte de qué forma podrías usarlo, según sea tu actividad. Pero hoy, cambiamos la perspectiva e intentamos verlo todo desde otro ángulo.

Los 3 objetivos de una campaña de Marketing Móvil por SMS

¿Cuál debería ser la última finalidad de una campaña de marketing móvil ? ¿Cuál es, en suma, el objetivo de quien decide conseguir por SMS una parte fundamental de la estrategia de marketing?

Son 3, de hecho, los resultados a los que aspirar en el largo período. Pueden resultar triviales pero ¿realmente los tienes siempre en mente cuando a la hora de programar un envío de SMS?

Es fundamental que tu campaña ofrezca un cierto nivel de fruto, es decir de redemption. Claramente, ese es el fin principal. Enviar SMS a los clientes nunca ha de ser entendido como una acción final en sí misma, sino que debe establecerse para activar las ventas y así centrarse en el desarrollo del propio negocio.
Otro de los resultados a valorar siempre es sin duda el de mantener un constante índice de opt-in (es decir, el número de personas que decidan registrarse en el servicio de envío de sms); no es tan inmportante un crecimiento elevado, si no que es esencial que el ritmo de crecimiento de suscritos sea estable.
A la inversa, el tercer objetivo sería obtener un índice de churn rate lo más bajo posible. El churn rate es la tasa de personas que cancelan la inscripción de la lista de envío SMS.

Ya tenemos establecidos los objetivos de nuestra campaña, perfecto!… Ahora toca conseguirlos ¿Cómo? Aquí es donde entran las 6 reglas de oro para una campaña de marketing SMS eficiente

Hay que tenerlas bien en mente porque juntas podrán no solo hacerte conseguir los 3 resultados deseados ( redemption, opt-in constante y churn rate bajo), sino también crear una unión y, así, fidelizar clientela.

1ª.- Ofrece siempre algo de valor a tu cliente, algo que pueda realmente interesarle y que deje claro el por qué has decidido enviarle un SMS y se lo has mandado precisamente a él. En pocas palabras, ofrecerle algo irresistible.
2ª.- Muestra siempre respeto y consideración, nunca te pongas en contacto con tus clientes en horarios que se consideran de descanso. Salvo en rarísimos casos especiales, no envíes nunca SMS antes de las 9 de la mañana y después de las 22, ni incrementes en exceso la frecuencia de envío. Algo importante a tener en cuenta, los festivos prohibidísimos.
3ª.- Trata de crear una sensación de urgencia, o sea limita tu oferta en el tiempo para hacer que la conversión (el paso entre la lectura del sms y la compra de producto o servicio) sea bastante rápida, que el cliente sepa que es una ventaja a la cual tendrá acceso en unos días u horas limitados.
4ª.- ¡Se claro y conciso! No des muchas vueltas, si hay que comunicar algo a tu cliente que sea directo y de inmediato. El SMS es una herramienta sencilla, y eso le cofiere ventaja, ya que permite enviar comunicaciones breves y concisas. No lo compliques nunca, el cliente podría pasar de largot ante lo que le ofreces.
5ª.- Trata de implicarlos en más plataformas: invita a los clientes de tu lista a registrarse en RRSS, introduciendo una recompensa particular para quienes lo hagan o para quien decida dejar su e-mail. Si consigues sujetar a tus clientes en diversas áreas el contacto con ellos será mas diverso, cada vez a través de una plataforma distinta. Multiplicando así las ocasiones de contacto sin parecer que le estás asediando (ver punto 2).
6ª.- Envía ofertas únicas. Haz que el cliente se sienta privilegiado, el elegido por haber decidido dejarle su número y sus datos y que se recompensa de forma adecuada. Evita, por ejemplo publicar una promoción en una RRSS y seguidamente remitir dicha promoción a tus clientes mediante SMS. Es decir, haz una diferenciacion de contenido en base al el medio con el cual decides distribuir tus promociones.

¿Estas preparado para tu primera campaña Móvil por SMS?